Cofradía El Descendimiento y Santo Cristo de la Buena Muerte

IGLESIA DE LA VERA CRUZ

Facha de la Iglesia de la Vera Cruz
Sede Canónica: Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz
Detalle Parte Alta Paso El Descendimiento

En pleno centro de Valladolid, al final de la calle de la Platería, se yergue la Iglesia de la Vera Cruz cuya majestuosa fachada constituye una de las estampas más tradicionales de la ciudad. Sede y propiedad de la Cofradía del mismo nombre, la más antigua de las penitenciales vallisoletanas, comenzó a construirse en el último cuarto del siglo XVI, pero hubo de ser reformada y ampliada en la segunda mitad del s. XVII. 

Inicialmente la edificación se llevó a cabo siguiendo las trazas de Pedro de Mazuecos el Viejo y el diseño que para la fachada hizo Diego de Praves, uno de los más destacados arquitectos del clasicismo que imperó en nuestra región a caballo de los siglos XVI y XVII. En virtud de las condiciones impuestas por el cabildo municipal al vender los terrenos a la Cofradía (1582), ésta hubo de respetar un arco previamente construido en ellos. Aprovechando ese elemento Praves concibió una monumental fachada que aún podemos admirar. Los dos pares de columnas que flanquean el acceso principal obligan a elevar la vista hasta encontrarnos con la hornacina que anteriormente hubo de ocupar una imagen de la Virgen y hoy nos muestra la de Constantino. El frontón partido y la Cruz que lo remata completan la calle central de esta fachada, mientras que las laterales se coronan con sendas espadañas. El gran balcón corrido, típico de las Iglesias Penitenciales, se debe al artífice Juan del Barco, miembro de una importante familia de rejeros.

Si la fachada permanece como resto de la primera etapa constructiva, el interior, tal y como lo conocemos en la actualidad, es el resultado del ensanche al que hemos aludido. Presenta tres naves separadas por pilares cuadrados y crucero con cúpula que apoya sobre tambor. Sobre las naves laterales corren tribunas que flanquean el coro alto situado a los pies del templo. Las obras siguieron el proyecto de Juan Tejedor.

En su interior se pueden contemplar diversos pasos procesionales, entre los que se encuentra el majestuoso paso “El Descendimiento”, titular de nuestra cofradía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies